PAGO EL SILENCIO CON LA MISMA MONEDA

Las palabras rompieron las aguas,
Caudal sosegado.
Peces de colores, peces en blanco y negro
Peces con dolor de luna,
Peces sin sabor.
Echo de menos tus olores.
¿Echas tu de menos los mios?

Siento el parto como si fuera un rio
helado.
No te pares, no te salves, no te llenes de calma.
¿¡Que si me ha dolido!? ¿¡ Que si me duele!?
¡Arráncale la piel a un grito!
Y como tu corriente no fluya sosegada,
olvidará poco a poco, poco a poco.
Y por las noches, NADA.

Vicky Gómez Barquín
Santander 1998.