MUTILATED MAN

El hombre mutilado era arítmico,
Se tropezaba cuando andaba y aplaudia cuand a su alrededor era silencio.
Bebia sin control porque era de robar el ritmo establecido y enloquecia al pensar que no estaba en el camino adecuado.

NO habia escogido la posición fácil y cómoda a la existencia.

SI era consciente de su condición de víctima,
De su futuro indeterminado,
De se por y para siempre un incomprendido.

Estaba arto de arto de oir a lo lejos:

"Mirad,
Por ahí marcha el mutilado, aquel que transgrede
con sus andares alcohólicos y engreidos".

ÉL
SÓLO QUERIA QUE LE DEJARAN EN PAZ Y
DISFRUTAR, EN SOLEDAD,
DEL RESQUEBRAJAMIENTO DE SUS TRIPAS
Y DE LOS LATIRES ESPASMÓDICOS DE UN CORAZÓN
QUE YA NO SABIA DONDE ESTABA.

Pobre
Hombre mutilado y solitario
Porque se atrevió un día el límite del fracaso.

Pobrecito
Porque se encontró rodeado de vómitos,
con los ojos cerrados
y con alos de color negro
pensando que era el fin del tormento.

"Pobre pero a lo grande" - pensó él.
Incorporándose como pudo de la cama,
Dejando boquiabierto a todos aquellos
Que le miraban con cara de asco
Y que, nunca, habian cometido
Otra locura que no fuera la de
ponerle los cuernos a su cónyuge
con la pescatera, la vieja cotilla del barrio.

Sé que vive,
Pobre pero a lo grande,
Que lo han visto pasear
Por los alrededores de harlem,
Con la cara bien alta
Y la sonrisa en la boca,
Acompañado de muchos andares arrítmicos cantando

"Born to be wild"

(O lo que es lo mismo:
"Pá tu és la vida").

A veces, tengo la sensación de navegar
Sola en el barco de la mutilación
( Unos perecieron y otro se acomodaron)
Y me repatea el echar de menos
Al mutilado,
A esa mano que me decía "Ey, lucha y vive, viviendo".

Pilarzón Tx
Valencia 1999.