Tauroturgia

Los aficionados a la pintura en general y a los toros en particular acogemos con especial satisfacción la presencia de nuevo en Valencia del artista alcoyano Luis Sanus, quien nos obsequia con una singular exposición de su obra relacionada con la tauromaquia en esta feria fallera de 2009, en los salones del remozado Hotel Astoria de Valencia.

En la muestra de este artista se funden a la perfección las esencias de ese maravilloso arte efímero en juego con la muerte que es el toreo, con una tan sabia como brillante y expresiva combinación de colores y tonalidades que impregnan todas y cada una de las obras de este pintor alicantino.

En la presente exposición el toreo y la pintura se muestran como sendas creaciones de un arte que trasciende al tiempo y la espacio, y que en manos de la personalísima paleta de Luis Sanus llegan a una más que sugestiva y atractiva simbiosis. La obra de este singular pintor es capaz de inmortalizar el componente más relevante de los festejos taurinos, el toro de lidia, que es el que da sentido y dimensión a un arte de carácter tan volátil y etéreo como el de la tauromaquia. Y es que el toreo tiene como uno de sus objetivos la creación de belleza y arte, un arte bajo el aura del riesgo, en el que se utiliza un material hostil cuyo comportamiento es una incógnita: el toro de lidia. Un animal del que Sanus ofrece una tan novedosa como magistral interpretación.

Luis Sanus logra en esta exposición, plena de un rabiso y fascinante colorido, ofrecer variadas y personalísimas versiones del toro y de paso consigue liberar a este arte de la tauromaquia, con tanta soltura como brillantez, de esa su servidumbre de efímera temporalidad

Enrique Amat
Valencia. Marzo de 2.009.